Sólo cuando se controlan todos los factores y procesos tenemos la garantía de disponer de un producto ibérico de calidad. Tiempo y experiencia actúan de manera conjunta para dar a nuestro Jamón Ibérico el sabor y el aroma que hacen de él un bocado exquisito y placentero. Es por ello que nuestros productos disponen únicamente de la sal como complemento.
 
Elaboración totalmente artesanal con los conocimientos adquiridos generación tras generación y con productos totalmente naturales, sin nitrificantes, antioxidantes, colorantes ni azúcares.

Disfrute de un producto natural, con todas las garantías.